Oficina inteligente, mayor productividad

Oficina inteligente, mayor productividad

Las idea de crear una oficina inteligente surgió en Alemania con el objetivo de transformar el rutinario lugar de trabajo, en un espacio amable con las personas y con el medio ambiente, que permita desarrollar la creatividad y mejorar la productividad de los trabajadores, gracias a la integración del internet de las cosas, con el uso eficiente de los recursos.

La mayoría pasa alrededor de 40 horas a la semana en su centro laboral. Para muchos sus espacios de trabajo se han convertido casi en un segundo hogar, por eso ¿por qué no convertir este lugar en uno amigable? Esa fue la pregunta que se hicieron los alemanes la década pasada. Así surgió un nuevo e interesante concepto: oficinas inteligentes.

La idea pronto tuvo eco en otros países y fue replicada y mejorada cada vez hasta convertirse en aquella que conoce a la perfección la actividad que realiza cada empleado (tareas administrativas, trabajos de mantenimiento o producción, etc.) y sabe medir en tiempo y cantidad el consumo, gasto y desperdicio de los recursos que son indispensables para su operación, como papel, energía, energía eléctrica, hidrocarburos y agua.

Así, una oficina inteligente puede generar estrategias que permitan reducir dichos niveles, adoptando metodologías simples y de alto impacto en los procesos y en los costos de operación de la empresa.

Pero su creciente popularidad no solo se debe a que reducen el desperdicio de recursos, sino también a que ayudan a las empresas a consolidar una imagen positiva con sus clientes y grupos de interés, brindan beneficios económicos y mejoran el ambiente laboral.

Por ejemplo, The Edge es el edificio de oficinas más sustentable del mundo. Y allí se encuentran las oficinas de la consultora Deloitte, en Ámsterdam, en donde cada empleado puede elegir, a través de una aplicación en sus smartphones, como quiere sentir la temperatura y como quiere tener la iluminación de su espacio de trabajo. Además, una de las características que los empleados más destacan de este lugar es que no cuentan con sitios específicos de trabajo sino que diariamente pueden elegir un lugar distinto, algo que convierte a esta propuesta, en un ambiente muy innovador.

Espacios amigables

Lo importante del concepto de una oficina inteligente es brindarle al trabajador un entorno amable, que le permita desarrollar sus labores en condiciones óptimas y de esta manera mejorar su productividad.

En el Perú ya existen varias empresas que brindan los servicios de una oficina inteligente o con sistemas integrados. Éstas ofrecen crear ambientes de trabajo saludables, reducir costos creando más eficiencia en la inversión del área de oficinas y dar al trabajador alternativas de espacios funcionales según las necesidades del momento, entre otras características.

Tener tecnología de punta es casi una obligación en estos tiempos, porque facilita el trabajo de los empleados y de los mismos clientes, y es que según los estudios, la unión del internet de las cosas y el diseño innovador de oficinas, hacen más agradable el espacio de trabajo además de mejorar la funcionalidad del centro de labores.

Algunas características

Una oficina inteligente suele tener:

a) El uso limitado de agua para aseo.

b) La reducción de consumo de luz, apagando focos, equipos de cómputo, y otros dispositivos que no se estén utilizando.

c) La separación y reciclaje de basura.

d) El acopio de pilas y baterías de celular, entre otros.

 

 

Para vender, comprar o alquilar piensa siempre en Adondevivir.com

 

Más noticias